No recuerdo el primer libro que leí…  evidentemente, pero si que recuerdo “La vendedora de cerillas”, uno de los libros que, a escondidas, leía y releía una y mil veces. Esos libros viejitos, con forma en sus esquinas, de los que no eran rectangulares, llenos de dibujos y con grapas, porqué solo tenían 7 u 8 páginas…

Tampoco recuerdo cuando decidí coger el leer como una afición. Puede que ahora lo haga más impulsivamente, por lo de tener horas muertas…pero se que siempre me ha gustado soñar e imaginar cómo serían las cosas de otra manera, en otro mundo, con otra gente… una historia de amor o una guerra, un hecho real o la más pura fantasía… no, tampoco recuerod desde cuando me gusta, porqué creo que venía conmigo un 13 de enero a medio día.

Poesía o prosa… no podría elegir;  aunque uno de los recuerdos más a fuego que tengo desde niña es el día que conocí y pude hablar con Marc Granell, solamente 2 preguntas le hice y me llevé un libro, pero ya había hablado con el autor de “Versos per a Anna”, y eso amigos, fue mejor que la excursión al Gulliver, en el río de València…además tengo algo de vértigo.

Versos per Anna

Ya de más mayor,  uno de los recuerdos más vivos que tengo, que siempre me acompaña….SIEMPRE, es el día que puede mirar a los ojos a Albert Espinosa….lloré mucho. Con sonrisa, pero lloré.

Bruixoles

No os voy a decir quién es mi escritor de poesía preferido ni uno de mis escritores de prosa favoritos.

A aprtir de aquí, espero compartir todo aquello que las letras me dan…aun siendo tecnóloga, creo que la literatura es algo que nos beneficia, a todos. Hagamos uso de ella.

Ojalá este rinconcito os haga reflexionarlo. Un saludo, y ¡a jugar!

 

Gracias por venir (=

Share

trenesYlibros
http://www.trenesylibros.com
¿Por qué esperar a dormir para soñar, si podemos leer y hacerlo despiertos? Vistanos si eres de aquellos que dejan volar su imaginación con cada libro.

Dejar una contestación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *